miércoles, 15 de mayo de 2013

[Reto] Belleza Real

Todos los días estamos siendo bombardeados por imágenes de modelos perfectas y exitosas, ¿qué mensaje nos deja esto?, la belleza pareciera ser LA clave para ser alguien en este mundo. Y no es cualquier belleza, es la belleza de cuerpo perfecto: piernas largas, abdomen perfecto, piel perfecta, nariz respingada, pelo rubio...largo y brillante. Yo no adscribo a ninguna de las características anteriores.

Muchas sabrán que, por estos días, muchas bloggers están contando sobre sus experiencias de vida, más específicamente, nos han contado qué les acompleja de sus propios cuerpos. ¿Quién no tiene un complejo con su cuerpo?, ¿nos sentimos lo suficientemente conformes con la imagen que proyectamos a los demás?, ¿por qué buscamos ser agradables a la vista de otros?. Es que yo creo que, en la medida que nos sentimos aceptados por los demás...también nos aceptamos a nosotros mismos...¿somos bonitos porque los otros nos afirman esto?: sí, porque la belleza es un constructo social. Blah.


Estoy bastante lejos de medir el metro setenta y tanto que, se supone, es lo perfecto: lo que te hace lucir más estilizada a blah, mido, con suerte, 1.57, pero me encanta ser pequeña. Antes me acomplejaba harto, porque siempre he sido la más baja de mis amigas, o al menos lo era - ahora tengo amigas más bajas jijiiji- entonces siempre me tiraban tallas pesadas, cosas como que me sentaba en la vereda y mis piernas quedaban colgando, etc. Hace como tres años decidí que si hay una cosa que no me gustaría ser es más alta...no me interesa ni ya es tema de complejo para mí, total, para eso existen los tacos :D!

Cuando era chica, hablo de 8vo básico hasta 2do Medio, había un tema importante en mi vida: mis pechugas. Tenía demasiado y yo, desde mi acomplejamiento(?), no lo veía como algo deseable o bonito: ¿cómo iba a ser bonita una mujer que tenía que ocupar sostenes de abuela?. Recuerdo que en primero medio ocupaba unas poleras strech debajo de la ropa, ojalá xs para que me apretara y "no se me viera tanto", no sé si el objetivo se lograba, pero yo me sentía mil más segura. Un día no habían de esas poleras limpias y yo tenía que salir, busqué en la ropa lavada si es que había una por ahí y me comencé a enojar y tiraba la ropa...de pronto me vi arrodillada en el suelo llorando de desesperación: no iba a poder salir, yo no iba a salir si no era con una de esas poleras abajo. Mis papás no soportaron verme así, escondiéndome en mi inseguridad y mi papá, medio llorando, me dijo que iríamos a ver un cirujano para una posible operación. Me operé, en Segundo Medio. Quizás esperaban leer que yo había logrado salir adelante pero...se me dio la oportunidad, mis papás me apoyaron caleta y yo sentí que me regalaban la vida, suena exagerado, pero mi actitud ante la vida cambió caleta. A raíz de esto mismo, al verme tan bien, sentirme más segura...mil cosas más, comencé a bajar de peso. En un año bajé aproximadamente 20 kilos, a pura dieta y gimnasio. Estaba regia, pero en mi cabeza no podía parar de contar calorías. Estaba en clases, pasando materia, a las once de la mañana y yo me encontraba contando cuántas calorías había consumido hasta ese momento -me tomé un yogurt con cereales fitness, recién me tomé un agua mineral y una barra de cereal...eso lo tengo que quemar en el gimnasio en la tarde, así-. Tenía las porciones muy controladas, me sentía en extremo culpable si no hacía ejercicio...pero en un momento dije basta, no quería seguir contando calorías por el resto de mi vida, no...yo quería disfrutar.

En cuarto medio subí de peso, dejé de hacer ejercicio y empecé a tener una vida más mala, en el sentido de que me alimentaba peor: me veía flaca y sentía que no me tenía que preocupar de lo que tenía que comer. Al final terminé engordando mucho mucho para cuando entré a la universidad. El año pasado me vi y sentí gorda, fea...no me sentía mujer, era como un estropajo que nadie, nunca, iba a tener ganas de ver ni hacerla sentir bonita, porque yo no era bonita; yo era la buena amiga, la buena para la talla, la que ayudaba al resto y los hacía sentir mejor, la buena compañera y la de la risa chistosa; pero bonita jamás fui. Yo, el año pasado, me operé de manga gástrica y es, lejos, una de las cosas más difíciles que he hecho. He tenido que reconciliarme con la comida...ella no es mi enemiga. Ya no me debo sentir culpable si, de vez en cuando, me quiero comer un queque o algo así, claramente...ya no puedo comer como antes, NO PUEDO, mi estómago no da para comer como antes. Esto es jevi, porque...les aseguro que aun me siento gorda. Hoy fui a cortarme el pelo y la peluquera me dijo que era flaquita y, de verdad, la miré para saber si se estaba riendo de mí...¿se estaría burlando?. Sigo sintiéndome ancha, a pesar de que los pantalones me queden cada día más sueltos...a pesar de que mis amigos me digan que voy a desaparecer...tengo miedo de volver a engordar y dejar de sentirme bonita. No es que ame mi cuerpo, pero me carga sentirme definida por él: me cargaba ser la niña de rulitos, por eso me corté el pelo a lo niñito. Me carga que la piel de mi cuerpo se esté "despegando". Me cargan las cicatrices que quedaron de mi reducción mamaria, aunque nunca me echaría para atrás en esa operación.


En Museo Azul, Coayacán, México.

Cena Navidad, con hartos kilos menos

Ahora debo tener unos cinco kilos menos que en esa foto.

Amo mis ojos, son expresivos, grandes y con bonitas pestañas -aunque no son taaan largas-, mis labios también son bacanes; siempre los piropean. Me gustan mis piercings, que mis piernas no sean tan flacas, mi poto ya desaparecido, mis manos pequeñas y mi piel suave.
Amo tener un espacio donde escribir.
Un abrazo!!

10 comentarios:

  1. Que heavy lo de la reducción mamaria, pero es algo que te beneficio emocionalmnte y es lo que importa, y quizas también te ahorraste problemas de espalda. A mi me gustaría ser más bajita a veces, lo consider lindo :D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es jevi, o sea...son decisiones a las que me vi enfrentada super chica...pero hoy no me arrepiento, todo lo contrario, doy gracias por haber tenido esa posibilidad.

      Cariños!

      Eliminar
  2. Super fuerte lo de operarte, pero igual genial porque fue como en el momento clave, cuando estabas mal por ello y que bien que eso te ayudara, y es verdad, yo también odio estar definida por mi cuerpo, positiva o negativamente, creo que soy mas que la morocha o la niña de los hoyuelos o la loca de la nariz roja que esta congelandose en este momento xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, pero es importante tener en cuenta...y creo que por eso lo cuento, que no es lo físico el problema, sino la representación de cuerpo que tienes en tu mente...puedes pesar 40 kilos y sentirte obesa mórbida y ahí está el problema...
      Cariños!

      Eliminar
  3. YO ya sabía todo eso porque me spoileé toda la temporada de aquí a seis meses más y me siento súper bacán porque tengo caleta de spoilers y la verdad que me perturba de manera psicotizante que no hayan doble espacio y sea un wall of text porque siempre tiene que haber doble espacio, incluso en cada párrafo, porque amo los párrafos y me cargan los entre paréntesis porque se ven súper poco académicos -y por ende menos sujetos a ser usados como material intelectualizador- y muy "desde el cuerpo".

    Como dijo un gran autor -que en estos momentos no puedo recordar- "créase el cuento güachita no má'" y es super potente porque una cosa es decirlo y otra es creerlo y hacerlo parte de un proceso narrativo-individualizador /subjetivo-me pasa por el cuerpoador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arreglado. Unknown, gracias por tu comentario tan lindo <3
      Un abrazo apretao pa tí amigo :D

      Eliminar
  4. Súper fuertes los cambios por los que pasaste, de verdad gracias por compartirlo
    cualquiera pensaría que tener pechugas grandes es bacán.
    igual buena que tuvieras los medios para poder reparar esas cosas que te molestaban,
    en tu foto te ves muy bonita.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el piropo Taigara :D...sí, son cosas que yo creo que sirven de testimonio para otras personas...siempre estoy abierta a compartir mi experiencia, que fue bien buena
      Cariños!

      Eliminar
  5. eso de la perfeccion no existe
    todo el tiempo va cambiando y se va volviendo mas y mas subreal el concepto de belleza.
    uno es bello como es, lastima que hay gente que trata de hacer creer a la gente de que eso no es asi
    visita mi blog, esta comenzando y tengo muchas ganas que este proyecto resulte
    http://kawainosidad-degeso.blogspot.com/

    saludos y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pasaré a ver!
      Gracias por tu visita!

      Eliminar